Leasing

Leasing de camiones

Detalles de leasing

Detalles de leasing

El leasing es la obligación de la compañía arrendadora adquirir medios de transporte pactados con el arrendatario y entregarle estos vehículos comerciales pagando el uso temporal con el derecho de comprarlos al finalizar el término de arrendamiento según el precio residual. El momento principal de leasing consiste en que el propietario del objeto de leasing sigue siendo el arrendador hasta el momento de compra de máquinas por el arrendatario.

En el esquema estándar de leasing participan tres partes: un vendedor de máquinas, un arrendador, quién adquiere vehículos para una entrega al arrendatario, y un arrendatario.

En el caso de leasing el valor contractual de las máquinas tiene importancia (el precio de compra del camión por el arrendador, a partir de cual van a facturarse los pagos de leasing) y el valor total del contrato (el monto de los pagos de leasing a beneficio de la empresa de leasing: el prepago, los pagos regulares, el valor residual). El contrato de leasing siempre tiene un determinado plazo de vigencia, empieza con el momento de recepcíon por el comprador la técnica en uso y finaliza en el momento del pago total o del pago del valor restante.

¿Por qué las relaciones de leasing son ventajosas para las partes? El comprador de vehículos comerciales ahorra sus activos circulantes, los pasos indicados permiten no extraer del movimiento monetario un monto sustancial y al mismo tiempo usar de manera libre el objeto del leasing, pagando solamente el prepago pactado.

El sentido comercial de leasing para una empresa es lo siguiente: la empresa adquiere a su propiedad los medios de transporte y después les entrega al arrendamiento, al comprador, por el precio de compra más su interés – la remuneración de leasing. Por ejemplo, el comprador ha encontrado al vendedor de la técnica y ha pactado la compra de un camión con un remolque por el valor de 100.000 Euro. La compañía de leasing compra este camión por el precio indicado y lo entrega al comprador, en alquiler, en las condiciones del pago adelantado del 40% y con pagos mensuales de 2.200 Euro para 36 meses, el valor residual equivale a 0. El comprador enseguida adquiere para su uso un camión nuevo por el precio de 100.000 Euro, paga a la compañía de leasing solamente el pago adelantado 40.000 Euro y 2.200 Euro mensualmente a lo largo de 36 meses. Como resultado dentro de 3 años la compañía de leasing, con inversiones de 100.000 Euro, obtendrá en total 119.200 Euro (40.000 pago adelantado + 2.200*36 meses), al mismo tiempo el comprador, paga inicialmente solo el pago adelantado del 40%, usa el camión durante 3 años, y, al realizar todos los pagos, adquiere el camión en su propiedad.

De tal modo, en realidad la remuneración de leasing son los intereses por acreditar al cliente.

Todos los pagos de leasing comprenden la amortización (e.d., el valor contractual se divide en los montos determinados según los plazos de pago) y la remuneración por leasing. Los pagos de leasing se realizan conforme al cronograma de pagos de leasing (pueden ser amortizados en cuotas iguales, ser descendientes, ascendientes o temporales, etc., debido a los acuerdos entre compañías de leasing y compradores). En el período de vigencia del contrato de leasing el objeto de leasing no puede ser sometido a la revalorización.

Existen varios tipos de leasing debido a los objetivos de uso de los objetos:

  1. El leasing financiero está examinado arriba y se basa en la amortización del valor de la técnica arrendada por las cuotas, como en el caso del pago a plazos, sobre todo con el pago del interés de la remuneración de leasing.
  2. En el caso del leasing reembolsable el objeto de leasing ya está en la propiedad del cliente, él vende este objeto a la compañía de leasing y lo toma en alquiler con la opción de comprarlo al final del plazo. Para el cliente es un buen modo de obtener enseguida los activos circulantes complementarios, disponiendo al mismo tiempo del objeto de leasing.
  3. El leasing operativo es la indemnización de una parte (suele constituir no más del 75 por ciento) del valor de la propiedad durante el plazo de vigencia del contrato y la devolución posterior de los activos arrendados al finalizar el contrato.

Siguiente: ¿El leasing o el crédito bancario?

Comentarios


Añadido a favoritos
Si Usted hace click a cualquier enlace en este sitio, confirma su consentimiento y permiso para procesamiento de sus datos personales, incluyendo el uso de cookies y otras tecnologías de seguimiento. El objetivo es mejorar y personalizar su experiencia en este sitio, otros nuestros sitios y los anunciantes externos que trabajan con nosotros. Nuestras empresas asociadas también pueden almacenar cookies en su dispositivo o utilizar tecnologías similares para recopilar y procesar información personal. Obtenga más información sobre procesamiento de su información personal.